Skip to content

Curso para docentes mentores: “El profesor debe dar humanidad”

Abril 30, 2021

40 profesores del área técnico profesional, de los establecimientos de la RED Irarrázaval, participarán del programa “El profesor de especialidad como mentor”, dictado desde Argentina por el académico del Instituto de Educación para el Desarrollo Personal, Luis Tesolat, quien, además, es licenciado en historia, con posgrado en filosofía y liderazgo y coach ontológico.

“Más que dar puros contenidos el profesor debe dar humanidad. Lo bueno de la pandemia es que colaboró con la caída de viejos paradigmas y, quizás, estemos viendo que la nueva normalidad que necesitamos sea, de verdad, una nueva humanidad”, afirma Luis Tesolat, profesor del Instituto de Educación para el Desarrollo Personal, en Argentina, al iniciar esta conversación sobre el programa “El profesor de especialidad como mentor”, que se impartirá a docentes de los colegios de la RED Irarrázaval, a partir de la próxima semana.

  • Ante este nuevo escenario, que ha planteado la pandemia, ¿cuál es el rol de un profesor de especialidad?

Un profesor se debate entre la disyuntiva de elegir entre ser un rutinario o un líder: no hay término medio para quien tiene el rol de enseñar. Pienso que esta elección se concreta en el día a día, desde que se levanta hasta que se acuesta, ya que los compromisos requieren actualizaciones permanentes.

Es clave animar a los profesores de especialidades técnico-profesionales a que adquieran las cualidades y habilidades de un mentor, y lo vean como un enorme beneficio en el crecimiento personal y laboral. A la vez que despierten en los estudiantes un mayor afán de servicio a la patria, deseos de ser mejores profesionales de su oficio y personas felices con su vocación. El potencial que ellos tienen es la de ser líderes y mentores, para ser los portadores de la nueva educación que este bello mundo está necesitando.

Un estudiante necesita profesores líderes, o sea, profesores diferentes, que enseñen a superar la rutina que no sirve. Por eso, proponemos, que un profesor de especialidad tenga las cualidades y las habilidades de un mentor. La nueva educación debe estar centrada en la persona más que en los contenidos.

  • El mentor tiene la función no sólo de enseñar, también de motivar, aconsejar e, incluso, puede inspirar a sus alumnos. ¿Qué es, específicamente, un profesor mentor?

El profesor mentor es aquel que tiene dos dimensiones. Primero, aquel docente designado por la institución, con sólidas competencias técnicas y científicas, una bien lograda base humana y moral, y un exquisito conocimiento de las personas, que acompañará y guiará a los estudiantes a la consecución de un fin o de unos objetivos.

Y, segundo, aquel docente que acompaña, protege, dirige, cuida, vela, ordena, favorece y está presente en la vida de aquellos estudiantes que le fueron confiados, de manera que estos logren desplegar todas sus capacidades personales. Por lo tanto, su servicio será útil y necesario. Es un líder que sirve porque es servicio para otros.

  • ¿Cómo se consigue el carácter de mentor?

Cuando se enseña desde un liderazgo motivador, ya que nadie aprende de un docente triste, aburrido, apático, rutinario. Se enseña desde lo que se es, porque nadie da lo que no tiene. Por eso, para lograr ser un buen profesor mentor se requiere aprendizaje, entrenamiento, práctica y tiempo. En este aprendizaje se trabaja el ser y el hacer del docente, de manera que vaya adquiriendo las cualidades de un mentor -inspirador, motivador, líder en servicio, facilitador, culto- y logre un carácter adecuado – alegre, auténtico, generoso, sereno y equilibrado- en el que puedan apoyarse los aprendizajes adquiridos.

  • ¿Cree que una competencia se desarrolla mejor si se está acompañada de un mentor?

El profesor que no es mentor sabe que sus alumnos tienen competencias, el profesor mentor sabe que sus alumnos tienen competencias y facilita el despliegue de ellas. Considero que un docente mentor tiene una mirada más comprometida que aquel que no lo es: su ser y hacer es la clave para el completo desarrollo de los jóvenes estudiantes.
El docente mentor facilita el desarrollo de las competencias genéricas, como tener actitudes positivas o proactivas, por ejemplo, y las competencias técnicas.

  • Para terminar, ¿qué te motiva a trabajar con profesores?

La educación sigue siendo tarea de los educadores y, a ellos, también hay que educarlos en lo humano y en lo técnico. Pero primero lo humano, siempre lo humano ya que toda educación debe ser siempre de humanidad. Por eso, una pasión que tengo es lograr que los docentes sean una fuente de humanidad, frente a un mundo que creyó que la tecnología era la solución a todo, y la ciencia tenía un progreso indefinido: hasta que llegó un virus pequeño y lo cambió todo. En estos siglos de racionalismo crecieron los contenidos y disminuyó el hombre.

EL CURSO:

El curso está dirigido a profesores del área técnico profesional, de los establecimientos de la RED Irarrázaval, y consta de 12 encuentros online de una hora cada uno. En él se abordarán temas como la esencia del mentor, crear vínculos, emociones y liderazgo, entre otros. Se trabajarán herramientas propias del coaching, con el fin de crear un nuevo modelo de liderazgo educativo.

“La invitación que realizamos, a través de este programa, es ser profesores mentores, en definitiva, profesores líderes, y así lograr el máximo potencial de los estudiantes”, concluye León Urruticoechea, director de Gestión en Educación de la Fundación Irarrázaval.