Skip to content

Experiencia Vocacional: una asignatura para ayudar a los alumnos a elegir su especialidad

Abril 19, 2021

Para que los alumnos se informen antes de elegir su especialidad, y también con el objetivo de entregar una formación integral, en la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas, de San Felipe, se imparte la asignatura Experiencia Vocacional, para alumnos de I y II medios quienes, cada 7 semanas, rotan de especialidad. “Buscamos formar deportistas más que futbolistas”, explica, metafóricamente, su director, Eduardo Vargas

Hasta hace algunos años, los alumnos de colegios técnicos profesionales elegían su especialidad en II medio, pero esa decisión se postergó hasta III medio. Para que ellos tomen, de manera informada, esa decisión, en la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas establecieron la asignatura Experiencia Vocacional para I y II medio: “son 5 horas semanales y los alumnos van rotando entre las 5 especialidades (Construcciones metálicas, Electricidad, Instalaciones sanitarias Mecánica automotriz y Mecánica industrial), que tenemos en este colegio, durante 7 semanas”, cuenta el director del establecimiento, Eduardo Vargas.

Durante este tiempo, los alumnos se encuentran con sus habilidades y gustos: “Nos parece interesante que los jóvenes se empapen para tomar una buena decisión”, comenta el León Urruticoechea, y agrega: “amplían el espectro de sus competencias técnicas”.

Cuando se decidió comenzar con la elección de especialidad en III medio, muchas personas advirtieron la amenaza para los jóvenes de disminuir las horas de práctica y, por eso, se decidió crear esta asignatura: “Se logra el objetivo de que empiecen a madurar una vocación técnica. La mayoría llega a Mecánica automotriz, pero trabajando en los talleres se van encantando con otras especialidades, se les habla del perfil desde el ángulo del ámbito laboral”, cuenta el director, por lo mismo, una vez elegida la especialidad hay muy pocas solicitudes da cambio.

Sigrid Figueroa López, es alumna de III medio de Mecánica industrial, y cursó la asignatura Experiencia Vocacional, y cuenta que la experiencia fue positiva: “En todas las especialidades aprendí cosas diferentes, y, al fin y al cabo, uno se da cuenta que sirven para la vida diaria, que uno las puede llevar a cabo en la casa, o en una emergencia”.

Sigrid entró a la Escuela Industrial sin saber qué estudiar: “no sabía qué especialidad elegir, por donde irme… al pasar por todas, me di cuenta cuál era la que me gustaba más”.

Sigrid revela que, finalmente, las 5 especialidades que imparte el colegio son totalmente complementarias. “Si estoy en Mecánica industrial hablamos de Electricidad o de Automotriz, y ahí, una se da cuenta como todas llevan un poco de la otra, como todas van de la mano y, al final, estas 5 especialidades son una”, afirma.

Cabe mencionar que la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas forma parte de la RED Irarrázaval y ha sido nombrada Liceo Bicentenario por el Ministerio de Educación. León Urruticoechea, director en Gestión en Educación de la Fundación, destaca esta iniciativa que ayuda a los estudiantes a elegir, con conocimiento, su especialidad técnica. “Los jóvenes en tercero medio recién tienen 16 o 17 años y decidirse por una especialidad técnica es un hecho importante en su vida, tal vez se dediquen a ese rubro toda su vida. Creemos que esta práctica de la Escuela Industrial Guillermo Richards Cuevas les ayuda a informarse y descubrir su vocación. Definitivamente, es una excelente iniciativa que se podría replicar en otros colegios de nuestra RED”.